Discovery Noticias
Discovery Noticias

Un poco de sobrepeso podría ser bueno para la salud

Foto: WooDrew/Creative Commos

Un estudio publicado por la Revista de la Asociación Médica Estadounidense generó gran controversia entre los especialistas de la salud, al reafirmar que algunos kilos de más podrían contribuir a la longevidad de las personas.

La investigación emprendida por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades no es la primera que asocia el peso con la mortalidad, pero sí es la más grande que se ha realizado hasta el momento sobre el tema. Sucede que para llevarla a cabo se revisaron más de 100 trabajos ya publicados al respecto y se analizaron 2,8 millones de casos de todo el mundo.

Una de las conclusiones obtenidas por los científicos indica que las personas obesas tienden a morir antes que el resto. Pero a su vez, se confirmó que quienes tienen sobrepeso (sin ser obesos) cuentan con un seis por ciento menos de probabilidades de morir prematuramente que quienes tienen un peso corporal clínicamente “normal”.

Para determinar quién es obeso, quién tiene sobrepeso y quién es clínicamente “normal”, los expertos se guiaron por el índice de masa corporal (IMC) de cada caso tomado. Ésta es una medida que compara la relación entre la altura y el peso de los individuos.

Katherine Flegal, investigadora senior del CDC y autora principal del trabajo, sugiere junto a su equipo que una de las posibles explicaciones de esto puede radicar en el hecho de que tanto las personas con sobrepeso como las obesas asisten más frecuentemente al médico porque suelen monitorear afecciones crónicas derivadas de su peso, como diabetes o problemas cardíacos, y esto hace que su salud esté mejor controlada.

Asimismo, los científicos aseguraron que las personas más pesadas pueden tener una mejor supervivencia durante emergencias médicas como infecciones o cirugías, y que su organismo soporta mejor que el de las personas delgadas la reducción de kilos a la que llevan determinadas enfermedades.

Lo cierto es que estas afirmaciones no han pasado pacíficamente por el escenario científico. Si bien muchos expertos reconocen que estos hallazgos tienen sentido, otros cuestionan la forma en que se llevó a cabo la investigación de la que provienen. Adicionalmente, existen médicos que afirman que el peso por sí solo no puede ser tomado como un indicador suficiente para comprender el riesgo de enfermarse o de morir prematuramente. Por lo tanto, muchos especialistas se mostraron preocupados por la difusión que un mensaje de esta índole pueda tener.

Más allá de las discusiones entabladas a partir de este trabajo, lo más indicado parece seguir siendo que cada uno realice un seguimiento de su salud junto a los profesionales indicados, haga ejercicio y lleve una alimentación lo más equilibrada posible. ¿Tú qué opinas?

Déjanos tu comentario

Notas relacionadas

Subir