Discovery Noticias
Discovery Noticias

Estudio devela para qué sirven las arrugas en los dedos mojados

Foto: Steve Snodgrass/ Creative Commons

Por Ariana Perez Artaso.

Es curioso cómo, después de estar un rato sumergidos en el agua, los dedos de las manos y los pies se van surcando con blanquecinas arrugas. ¿Alguna vez te preguntaste por qué sucede? Lo que se conocía hasta hace poco sobre esta reacción era su naturaleza de proceso activo controlado por el sistema nervioso. Pero lo que no se tenía muy en claro era su función exacta. Un nuevo estudio difundido por la Royal Society apunta a nuestras capacidades adaptativas para explicarla.

Los resultados de la investigación realizada por científicos de la Universidad de Newcastle demostraron que los objetos húmedos se manejan mejor con los dedos arrugados, hecho que refuerza la hipótesis de que los frunces que se forman son una adaptación del cuerpo ante el entorno.

Para arribar a estas conjeturas se llevó a cabo un experimento en el que se pidió a 20 adultos que traspasaran de un recipiente a otro objetos –canicas de vidrio y plomadas de pesca- tanto sumergidos en agua como secos, con sus dedos arrugados por un lado y secos por el otro. Tras la experiencia se observó que el tiempo de transferencia fue más corto en el caso de los objetos secos, independientemente de la presencia o no de arrugan. Ahora bien, entre los mojados se registró una tardanza un 12% menor con los dedos arrugados.

Según el doctor Tom Smulders, responsable de la investigación, “El arrugamiento de los dedos en condiciones húmedas podría haber ayudado a nuestros ancestros a conseguir comida de vegetaciones húmedas”. El investigador agregó que “(…) observando nuestras plantas de los pies, llegamos a la conclusión de que su arrugamiento nos permitía correr mejor bajo la lluvia”.

Este hallazgo llevó a los científicos a hacerse otra pregunta: ¿por qué entonces no tenemos siempre los dedos arrugados? Las posibles respuestas indican que, de ser así, las yemas perderían parte de su sensibilidad y serían más vulnerables a sufrir heridas.

¿Imaginabas que la función de las arrugas en los dedos era esta?

Déjanos tu comentario

Notas relacionadas

Subir