Discovery Noticias
Discovery Noticias

México aprueba una ley general de cambio climático

Foto: Getty Images

Análisis de Tim Wall

Mientras el volcán mexicano Popocatépetl continúa arrojando cenizas y gases de efecto invernadero, el pueblo mexicano ha resuelto reducir sus emisiones de dióxido de carbono.

Según informa la publicación Nature, una ley aprobada recientemente por la legislatura mexicana reducirá las emisiones de dióxido de carbono actuales en un 30% para el año 2020 y en un 50% (comparándose con los niveles del 2000) para el 2050. Conforme a lo estipulado por la nueva ley, México también obtendrá el 35% de su energía eléctrica de recursos renovables para el año 2024.

Sin embargo, a algunos les preocupa que el cumplimiento de estas leyes pueda suponer un desafío para México, que además de ser la onceava economía más grande del mundo, es también un gran emisor de gases de efecto invernadero.

“Somos bastante buenos redactando leyes. Pero el problema es su cumplimiento posterior”, declaró a Nature Juan Bezaury, un experto mexicano en políticas públicas que trabaja para Nature Conservancy.

Según la consultora petrolera DeGolyer and MacNaughton establecida en los Estados Unidos, este país también posee la tercera reserva mundial de petróleo, aunque El Universal informó que no es posible extraer la mayor parte de esas reservas con la tecnología actual.

De hecho, la producción de la principal petrolera de México, la firma estatal Petróleos Mexicanos, ha caído notablemente. Y pasar a utilizar combustibles renovables podría perjudicar las arcas del gobierno mexicano.

A pesar de todo, los legisladores parecen no estar preocupados por la disminución de los combustibles fósiles en México para el futuro. La Ley General de Cambio Climático fue aprobada por la cámara baja de México con 128 votos a favor y 10 en contra. Además, el Senado la aprobó por unanimidad.

Tal vez los legisladores estaban pensando en futuros paneles solares en los desiertos de México o en una línea de aerogeneradores a lo largo de la costa. O tal vez simplemente estaban cansados de la tristemente célebre contaminación de la capital de su país.

Tags

Déjanos tu comentario

Notas relacionadas

Subir