Discovery Noticias
Discovery Noticias

El aprendizaje del lenguaje comenzaría antes de nacer

Imagen: ©Ben Earwicker.

Hace tiempo que se sabe que los neonatos perciben e identifican los diversos sonidos del habla que emiten los seres que los rodean mucho antes de que ellos mismos sean capaces de hablar, pero un nuevo estudio, difundido por la revista Acta Pediátrica, fue más allá, hallando que éstos incluso pueden diferenciar su lengua materna de las extranjeras a pocas horas de haber nacido.

Dicha afirmación se desprende de una investigación emprendida por científicos del Instituto de Aprendizaje y Ciencias Cerebrales de la Universidad de Washington, en la que se subraya que, semanas antes de nacer, el feto ya reconoce los tonos usados en las palabras de su madre. Esto sugiere que el aprendizaje del lenguaje comienza antes del alumbramiento, tal vez en el momento mismo en el que el no nato está apto para escuchar (a las 30 semanas de gestación).

Según señaló en un comunicado de prensa la científica Patricia Kuhl –involucrada en el informe-, la madre es la primera que influye en el cerebro del niño, quien registra más fácilmente los sonidos de las vocales que la misma emite, dado que éstos son más fuertes, largos y rítmicos que los de las consonantes.

El método empleado por Kuhl y sus colegas durante la investigación incluyó la evaluación de 80 recién nacidos de entre siete horas y tres días de vida: la mitad de ellos estadounidenses y la otra mitad suecos. Estando aún en la maternidad del hospital, se dio a escuchar a cada niño, por medio de auriculares, 17 sonidos -emitidos por computadora- de vocales en inglés utilizadas en sílabas como fee (“cuota” en ese idioma) y otros tantos en sueco, en sílabas como fy (expresión que significa “¡uf!”). El monitoreo de las respuestas de los bebés se hizo a través de sensores instalados en sus chupetes.

Lo que se comprobó fue que al exponerlos a vocales en una lengua diferente a la materna, los bebés succionaban durante más tiempo el chupete que cuando se les daba a escuchar las vocales pronunciadas frecuentemente por sus respectivas madres. Sucede que succionar por más tiempo es una respuesta establecida entre los infantes cuando un estímulo les resulta novedoso.

“Los resultados de nuestro estudio apoyan la hipótesis de que el lenguaje experimentado desde el útero afecta a la percepción vocal”, escribieron los investigadores, quienes agregaron que esto sugiere que “el nacimiento no es un punto de referencia que refleje una completa separación entre los efectos de la naturaleza frente a los de la crianza en la percepción que tienen los bebés de las unidades fonéticas del habla.”

Según lo publicado por ABC, los científicos esperan entender a partir de estas conclusiones cómo es que los más pequeños absorben la información para avanzar en los conocimientos que se tienen sobre el aprendizaje a lo largo de la vida. “Queremos saber qué magia se pone a trabajar en la infancia temprana que desaparece en la edad adulta”, señaló Kuhl.

Déjanos tu comentario

Notas relacionadas

Subir